Nuestros vinos

Más de 300 bodegas con sus 2.300 marcas llevan el sello
de la Denominación de Origen Ribera del Duero,
tantas como formas de emocionar.

Nuestros vinos se agrupan en tintos, desde los jóvenes con elevada carga frutal y buen paso de boca, a los elegantes vinos de guarda (Crianzas, Reservas y Grandes Reservas), que destacan por su complejidad aromática y su potencia y equilibrio en boca. En rosados, afrutados y refrescantes. Y en blancos, vinos jóvenes frescos, afrutados, con buena acidez, que aportan aromas más complejos al envejecer en barrica y botella.

Imagen
Imagen
Vinos
Imagen

Tintos

Contendrán un mínimo de un 95 por 100 de uvas de variedades tintas autorizadas. La participación de la variedad Tempranillo o Tinto Fino o Tinta del País en estos vinos no podrá ser inferior a un 75%.

Imagen
Botellas

Tintos jóvenes

(sin envejecimiento o con envejecimiento y/o fermentación en barrica por un tiempo inferior a tres meses)


FASE VISUAL

  • Límpidos, con intensidad de color al menos media y tonalidades que oscilan entre el rojo púrpura y el rojo violáceo.

FASE OLFATIVA

  • Presencia de aromas de frutas rojas y/o negras frescas en intensidad media.

FASE GUSTATIVA

  • Equilibrados y frescos como consecuencia de la componente ácida y con cuerpo medio o bajo. Persistencia al menos baja.
Imagen
Barriles

Tintos Jóvenes Roble

(con envejecimiento y/o fermentación en barrica por un tiempo superior a tres meses)


FASE VISUAL

  • Límpidos, con intensidad de color al menos media y tonalidades que oscilan entre el rojo púrpura y el rojo violáceo.

FASE OLFATIVA

  • Presencia de aromas de frutas rojas y/o negras frescas junto a aromas procedentes del envejecimiento en madera de roble.

FASE GUSTATIVA

  • Equilibrados y frescos como consecuencia de la componente ácida y con cuerpo al menos medio. Persistencia al menos baja.
Imagen
Barriles

Tintos Crianza


FASE VISUAL

  • Limpios, con intensidad de color al menos media y tonalidades que oscilan entre el rojo granate y el rojo púrpura. Ausencia de anhídrido carbónico.

FASE OLFATIVA

  • Presencia de aromas de frutas rojas y/o negras frescas y/o compotadas, junto a aromas procedentes de la crianza en madera de roble, estos al menos en nivel medio.

FASE GUSTATIVA

  • Equilibrados, con frescor ácido suficiente y con cuerpo y persistencia medios a altos.
Imagen
Barriles

Tintos Reserva y Gran Reserva


FASE VISUAL

  • Limpios o levemente turbios, con intensidad de color al menos media y tonalidades que oscilan entre el rojo teja y el rojo púrpura. Ausencia de anhídrido carbónico.

FASE OLFATIVA

  • Aromas procedentes de la crianza en madera de roble en nivel medio, con posible presencia de frutas compotadas y ausencia de frutas frescas.

FASE GUSTATIVA

  • Equilibrados, con acidez suficiente y con cuerpo y persistencia medios a altos.

Rosados

La elaboración de los vinos rosados se efectúa con un mínimo del 50% de las variedades de uva tinta autorizadas.

Imagen
Barriles

Vinos con 36 meses de envejecimiento entre barrica y botella,
cumpliendo un mínimo de 12 meses en barrica. Llegan al mercado con posterioridad al 1 de Octubre del tercer año tras la vendimia.


FASE VISUAL

  • Presenta un tono rosa fresa, con destacables matices rosa grosella y tenues irisaciones violáceas en capa fina.

FASE OLFATIVA

  • Aromas frutales con matices característicos de bayas silvestres y fruta madura, típicos de las variedades Tempranillo y Albillo.

FASE GUSTATIVA

  • Resulta afrutado y fresco, manifestando una atractiva acidez que le caracteriza.

Blancos

Se elaboran con un 75%, como mínimo, de la variedad Albillo Mayor.

Imagen
Barriles

Vinos blancos sin envejecimiento ni fermentación en barrica.


FASE VISUAL

  • Límpidos con tonalidad del amarillo pajizo al amarillo paja.

FASE OLFATIVA

  • Presencia de aromas de “otras frutas”. Puede presentar notas vegetales.

FASE GUSTATIVA

  • Equilibrados y frescos con una acidez media o alta y con cuerpo bajo o medio.
Imagen
Barriles

Vinos blancos con fermentación y/o envejecimiento en barrica.


FASE VISUAL

  • Límpidos, con tonalidad del amarillo pajizo al amarillo dorado. En vinos que ostenten las menciones tradicionales “Crianza”,  “Reserva” o “Gran Reserva” se admitirá la tonalidad amarillo oro viejo.

FASE OLFATIVA

  • Presencia de aromas de “otras frutas” frescas o compotadas con presencia de aromas procedentes de la madera. En el caso de los “Reservas” y “Grandes Reservas” es prescindible la presencia de fruta.

FASE GUSTATIVA

  • Equilibrados y frescos con una acidez media o alta y con cuerpo bajo o medio.

Cada botella de Ribera del Duero es exclusiva. Su interior alberga un vino inimitable que ha superado rigurosos controles antes de llegar a los consumidores. Control de los aforos de las viñas, control del origen y  calidad de la uva recepcionada, control de todos los movimientos del vino y control físico-químico y organoléptico del vino antes de su puesta final en el mercado.

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero avala con su sello y una contraetiqueta numerada la autenticidad y calidad de los vinos amparados. Estos distintivos permiten garantizar, de la forma más segura y fiable, su producción y comercialización.

Únicas e infalsificables. Cada contraetiqueta de la Denominación de Origen Ribera del Duero aporta una serie de medidas de seguridad que hacen prácticamente imposible una reproducción ilícita de la misma.

Etiquetas Ribera del Duero

Existen cuatro contraetiquetas diferenciadas mediante un código de color para cada tipo de envejecimiento.

Imagen